martes, 1 de noviembre de 2011

DEBATE

EL VALOR DE NUESTRO TRABAJO
by Mariana Cucci,  Cake Designer de Las Tartas de Mariana

Tema recurrente en este mundo reposteril.
 Tema de debate, de consultas, de correos, a voces abiertas y a voces secretas

¿Cuánto se deben cobrar estas tartas? 


Estas tartas son pequeñas ( o no tanto) obras de arte. 


Quienes a esto nos dedicamos sabemos que para lograr un buen trabajo debemos dedicarle muchas horas.

Que mientras más horas les dediquemos, mejor terminación tendrán nuestras tartas,  y que,
 si trabajamos en las condiciones óptimas de materiales
 (de buena calidad y todos los necesarios) 
sumados a la experiencia
 (no solo el tiempo que llevemos en esto, sino los cursos que hagamos para perfeccionar nuestra técnica)
 lograremos esos trabajos que rozan la perfección
 y que sorprenden, gratamente, a nuestros seres queridos y clientes.


Una tarta con un forrado impecable solo lo logran quienes realmente saben.
Un buen modelado exige arte y experiencia.


No podemos considerar  estas tartas como pastelería tradicional.

¿Y como se mide el valor de estas tartas?
Valorando nuestro tiempo y nuestra capacidad

No podemos no valorar nuestro tiempo...
Si es uno de los bienes más preciados que tenemos!

También se mide en capacidad y experiencia. 


Una buena forma de saber si lo que estamos cobrando nuestas tartas, es correcto, es la siguiente:
 Una vez terminadas, calcularemos el costo del material utilizado. Luego calcularemos la cantidad de horas que nos ha llevado la tarta (desde hornear bizcochos, rellenar, preparar pastas, decorar... hasta ese detalle final que nos indica que està terminada.)
 Sabiendo la ganancia que nos ha dejado (restado el costo de materiales al importe cobrado) 
dividiremos esa ganancia por la cantidad de horas que hemos invertido en confeccionar la tarta.
 Y ahí sabremos cuanto hemos ganado por cada hora de trabajo.

Tomemos como referencia a quienes están cerca nuestro, quienes nos ayudan diariamente en los quehaceres del hogar: el personal doméstico calificado.
Hoy día están cobrando 10€ la hora.
Considerando que quien se dedica a esto tiene, al igual que nosotros,  la obligación  de ser serios y responsables en su trabajo, pero carecen de la obligación de invertir en cursos y en costosos materiales para estar actualizados.
No sufre el strees que provoca dejar una tarta toda una noche pensando si los tutores que pusimos para soportar las figuras aguantarán...
ufff! 
Ustedes saben a lo que me refiero!

Nadie que nunca haya hecho una tarta de estas sabe el trabajo y las horas de dedicación que necesita. 

En este país el fondant es novedad  y nosotras, las que lo estamos introduciendo en España,
 somos las que debemos valorar nuestro trabajo, 
nuestro esfuerzo
 y sentar un precedentente en el valor que tienen.

Este es un tema de debate y me gustaría saber la opinión de todas y todos.
Serán publicadas todas las opiniones vertidas, hasta las anónimas,
siempre y cuando estén hechas con el respeto que todas nos merecemos
Hablamos!
Mariana


54 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante todo lo que comentas, es cierto que se lleva muchas horas ( acabo de empezar en el mundo del fondant),la tarta que hice para el cumple de mi hijo para el cole, puff, estube todo un domingo, cuando acabé estaba muerta, pero orgullosa del trabajo realizado, pero cuanto cobrar por ello si fuese un encargo....? ya me ha preguntado una amiga para hacerle galletas a su hija para el cumpleaños y no se que decirle... Felicidades por tu blog, es fantástico.

Elena Hernández dijo...

Mariana me parece un post INTERESANTISIMO, las tartas que yo hago realmente no son complicadas, hay otras mucho mas complicadas, pero aun asi, les invierto no menos de 6 horas, entre horneado, comprar ingredientes,preparar pastas etc. yo puedo decirte que las regalo, y aun asi me regatean, llego el dia en que dije NO MAS, las vendere a lo que a mi me convenga y jamas abusare de mis precios pero mi tiempo y mi dinero no lo regalare màs, me hablaron hace dias para pedirme una tarta para 10 personas, di un presupuesto de 50 euros, y me piden DEGUSTACION!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! otra me pide un barco pirata para 10 personas!!! vi lo que tenia que hacer calcule ingredientes etc. le di un presupuesto de 120 euros, claro que no seria para 10, me saldria mucho mas grande el barco, para 10 personas es un molde de 15 cm, imaginense!!!me pidio que quitara un muñeco como si haciendolo le bajaria 100 euros... quieren unas señoras tartas al precio del supermercado, yo a raiz de lo que me paso con una chica que me pidio una tarta para 10 personas y le hice un bizcocho de 24 y otro de 18cm y la vendi a 50 euros con un currazo tremendo, dije ya no mas....prefiero no hacer tartas que regalar a personas mi tiempo y mi dinero que ni siquiera lo aprecian.., de aqui animo a todas las colegas, que no regalen sus tartas porque nos estamos dañando nosotras mismas...hay que seguirse preparando para ofrecer unas tartas profesionales para poder cobrarlas a su valor real....estare pendiente de este post porque se que dara mucho de que hablar y asi aprenderemos todas....besos

carmen dijo...

Yo creo que se debe valorar, una tarta de este tipo es cara por la exclusividad y por el diseño, el problema es que se dedican a vender tartas gente que no tiene la formación adecuada, las instalaciones adecuadas o por conseguir un trabajo lo hace prácticamente a precio de coste. Debería haber una tabla de precios que todas respetasemos.

Silvina dijo...

Hola Mariana,
yo, sin pertenecer realmente ha este mercado, quiero dejar mi humilde opinión.
He realizado unas cuantas tartas (gracias a tus cursos, los cuales debo y seguiré tomando) para familiares y amigos, que quedan encantados... sin saber realmente el tiempo, el trabajo, y los materiales que fueron utilizados para llevarlos a cabo, creen que es algo así sin mas.
Creo que se debe "cobrar" como lo haces, si quieren un buen trabajo, ya que las "artesanías" valen!
Saludos.

Raquel dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en alguna de las cosas que dices, yo soy nueva en esto y se que hacer una tarta o galleta de este tipo da muchisimo trabajo, pero lo que no me parece normal, es que gente con "poco talento" por decirlo asi, pretenda cobrar lo mismo que otros que si lo tienen...o que te ofrezcan cursos a precios exagerados, que son dados en una casa y duren unas horas, cuando otras personas mas experimentadas lo ofrecen por mucho menos (y aprendiendo mas)..yo he llegado a pedir información de cursos, que me ha entrado la risa al conocer el precio..Creo que hay que ser consienten de lo que se sabe y no querer verle la cara a la gente. Me consta por los miles de blogs que tengo visto, que son mas conocidos y apreciados, los que son generosos con sus lectores y ofrecen su trabajo de manera altruista y estoy segura que son las que mas encargos reciben.

Sany dijo...

Hola Mariana, es un tema que todas pensamos siempre pues cuando nos encargan una tarta muchísima gente pone una cara como si le estuvieras pidiendo una barbaridad pero como tú bien comentas no le regatean a la señora de la limpieza, etc cuando les pide dinero. Mucha gente no sabe lo que cuesta en horas hacer una tarta de este tipo, no saben lo que pasamos para que salga perfecta, con esa idea que tenemos en la cabeza, pero yo al igual que Elena he decidido que mi tiempo también es importante, lo quito de mi familia y de otras cosas y ha de tenerse en cuenta.
Gracias a Dios no me dedico profesionalmente a esto aunque mucha gente piense que debería hacerlo y no voy a aceptar que la gente quiera que mi trabajo no se valore y le cueste lo mismo que la del supermercado, para eso que la compren allí, nosotras vendemos algo exclusivo, ajustado a sus peticiones y les parece caro...
Bueno Mariana, me parece un tema muy, muy interesante. enhorabuena por tus ideas, tus trabajos y tu apoyo.

marisol dijo...

Estoy de acuerdo con cada una de vosotras,no se valora el tiempo,los materiales,el ingénio,siempre pongo el ejemplo de la señora que realiza las tareas del hogar(si menospreciar su trabajo)ellas ponen su trabajo,nosotras el nuestro, mas materiales,horas de sueño,de estar con nuestra familia etc,mejor que vosotras nadie sabe lo que es,tambien es cierto que estamos en un momento muy delicado de economía,y no se debe abusar a la hora de dar presupuesto por una tarta ,o para hacer un curso.Considero que cada una debe poner precio a su trabajo,no como algo estandar,no es el mismo trabajo el de una persona que lleva ya tiempo en este mundo del fondant,que una que está comenzando,uf es bastante complicado ponernos todas de acuredo esta es mi humilde opinión,bssss.Dulcesmarisol.blogspot.com

enocasionesveocupcakes.com dijo...

Mariana, ole, y ole. Estoy absolutamente de acuerdo con tu comentario. Yo no doy opción al regateo. Hago un presupuesto fijo y es lo que hay. Quien lo acepta, se encuentra con un trabajo profesional. Quien no, que vaya al super a comprar una bonita tarta industrial con sabor a... cualquier cosa. El problema, a mi entender es el que generan aquellas personas que no tienen formación suficiente y se dedican a preparar encargos a precio de super. Seguro que habéis oído aquello de "¡qué atrevida es la ingnorancia!" Hace unos días impartí uno de mis talleres de decoración de tartas con fondant. Bueno, pues una de mis alumnas venía a aprender "todo lo que yo sé" (según sus palabras) porque había aceptado hacer un encargo para una tarta de varios pisos ¡PARA UNA BODA! Unos amigos de la pareja querían sorprenderles siendo ellos los que le regalaran la tarta del banquete. Casi me caigo muerta allí mismo. Lo peor es que no sabéis cómo tuve que callarme cuando ví cómo se manejaba, o mejor dicho se pegaba con el fondant. En fin, el resultado de la tarta... no queráis saberlo. Mientras haya gente que piense que esto se puede hacer de cualquier manera, sin formación, sin esfuerzo, sin hacer valer nuestro trabajo al precio que corresponde, seguiremos pareciendo engreídas pasteleras de tres al cuarto que piden por su trabajo una cantidad que no se merecen. Se necesita más realismo, más cabeza.
No quiero ni imaginarme a esos pobres novios, (la boda ha debido ser esta semana) cuando hayan visto pasar un bodrio por la puerta y les hayan dicho: "¡sorpresa!" Seguro que sí, que habrá sido una sorpresa...

Gloria

Mariana dijo...

todos los comentarios están geniales. Les agradezco su participación y espero que todas os animes a dejar su comentario. Estén de acuerdo o no con este post. ES UN DEBATE!

Las Tartitas de Llanetes dijo...

Hola Mariana, yo soy una simple aficionada y sólo hago tartas a amigos que me dan poquito más de los ingredientes. Es mi hobby y así evito que me cueste demasiado dinero, pero veo completamente inviable el hacer un negocio de esto, aunque para poder planteármelo debería avanzar mucho, ya te digo que es mi hobby. Creo que las que sí os dedicais a esto hacéis muy bien en poneos serias ¿la gente regatea en zara? Pues con esto tampoco, si quieren una tarta barata e industrial que vayan a mercadona.

ROSAURA CAKES dijo...

Hola Mariana:

Voy a intentar transmitir desde este comentario mi opinión sobre este tema. Llevo haciendo tartas de este tipo un año y medio. Cuando empecé no pensé que me iban a surgir encargos más allá de mi familia o amigos. Pero surgieron de manera natural casi desde la priemra tarta que hice: empiezas haciendo la tarta para tu hermana, una de sus amigas te pide la de su cumpleaños, una conocida de esa amiga la ve y quiere otra, etc. Las hago en mi casa, no soy una profesional, aunque cada vez con más frecuencia se me plantea la cuestión de convertir esta afición tan bonita en mi medio de vida.
Cuando me surgió el primer encargo no tenía ni idea de a cuanto cobrarla. Yo misma nunca había encargado antes a nadie una tarta de este tipo, así que estaba totalmente perdida sobre qué precio ponerle. Por supuesto, tenía muchos datos sobre los que apoyarme: todo el dinero que me había gastado yo en ingredientes y herramientas, que no es poco. Pero a la hora de valorar mi trabajo empecé a dudar: soy nueva en esto, no sé si me va a quedar bonita o será lo que la persona quiere, y si me sale mal, y si el muñeco se rompe en el camino del coche, y si sale seca, y si alguien se pone malo????? Por dios, cuántas dudad e inseguridades... Esto por supuesto es consecuencia de no ser profesional del sector, sólo había hecho un curso de un día, yo estudié filología, como comprenderás en la facultad no me prepararon para esto...
Así que empecé cobrando muy barato (ahora sé que era barato porque sé cuánto cobran más o menos algunas de mis colegas). Esto me sirvió para tener muchos encargos, demasiados, y me ayudó a perfeccionar mi trabajo. Me queda muchísimo por aprender, pero en un año he evolucionado muchísimo. Pero también me trajo muchas noches sin dormir, sin estar con mi familia, de tener mi casa llena de herramientas de fondant, de bizcochos por todos lados. Ha habido momentos en los que he estado al borde de un ataque de ansiedad porque no llegaba a una entrega. Poco a poco he ido poniendo en una balanza lo que me merece la pena y lo que no, y aunque muy lentamente, he ido aprendiendo que si alguien quiere uno de mis trabajos tiene que pagarlo, porque yo tardo tres días en hacer una tarta. Y quien no quiera pagarlo siempre tendrá la pastelería de la esquina o el mercadona como alternativa económica.
Aún así, sigo teniendo en cuenta el momento económico en el que vivimos, la zona en la que vivo, con 30% de la población en paro, si quiero tener encargos no puedo cobrar 15€ la hora de mi trabajo, nadie me los pagaría. También está en mí tomar la decisión de si quiero hacer la tarta o no. Como dice mi padre, los pobre sólo podemos invertir en nuestro negocio TIEMPO.
Y a todo esto hay que sumarle que no todos hacemos el trabajo igual. Si le das a dos modistas dos telas exactamente iguales para que te hagan dos vestidos, cada una te lo hará a su estilo y manera. Si uno de los modistas es un principiante, o un modisto humilde, te cobrará un precio asequible (o debería). Si el otro modisto es un diseñador de alta costura, te cobrará muchísimo más caro que el primer modista, aunque empleen la misma tela y el mismo tiempo. Y evidentemente los vestidos no serán iguales.
Por lo tanto, no todos los diseñadores de tartas podemos cobrar lo mismo.
Todo esto, sumado a que este oficio está naciendo ahora en nuestro país y no está aún profesionalizado, hacen que sea verdaderamente difícil unificar una tarifa de precios. Creo que esto es algo que nos va a costar unos años conseguir. Mientras tanto, cada una tendrá que valorar cuánto vale su tiempo y qué le merece la pena.
Un saludo a todos los reposteros!!!

Alma dijo...

Hola, me llamo Alma y soy novata total y de momento autodidacta (bueno, auto-todo, menos mal que tengo internet). No he podido hacer cursos (todavía). Según he empezado a leer la conversación me han dado ganas de imprimirla y enseñarsela a tanta gente... Es un debate complicado. Sin tener en cuenta meteriales (que eso si es facil de valorar)... ¿Cuánto cuesta una tarta en fondant? La pregunta del millón. Tal vez lo que hay que preguntarse es ¿Quién está dispuesto a pagarla? Digo esto no por la "cantidad" de dinero, sino por la "calidad".
Pienso que no todos pueden apreciar el trabajo y el cariño que se invierte en este tipo de tartas. Para los que si lo aprecian,fenomenal, porque estarán orgullosos con su compra, y para los que no, hay ARTISTAS como vosotras para intentar que lo entiendad. Me parece algo fundamental dar valor a todo el esfuerzo y creatividad que se necesita para conseguir buenos resultados. Gracias a todas. Alma Moreno Moreno (facebook)

La postrería de Noe dijo...

hola a todas!! Antes de nada agradecer a MAriana la apertura de este gran debate. Soy novata en el mundo fontant, y totalmente autodidácta en todo, pero en este poco tiempo he comprobado la cantidad de horas que lleva hacer, ya no digo una buena tarta (y conste que las mias ni de lejos se parecen a las de MAriana), sino unas simples galletas decoradas....la semana pasada me pasé cinco tardes entre hornear, preparar glasas y fondant, decorar, envasar.... Es imposible pedir precio por verdaderas obras de arte como las que veo aquí! El ejemplo más claro es el de la tela y las modistas de Rosaura Cakes. Si alguien quiere tiene que pagar, pues no hay nada igual, y sin regateos. LA gente se gasta barbaridades en bolsos, joyas, ropa....pues que aprendan también a valorar el trabajo de estas tartas. Esta es mi humilde opinión.

Almudena dijo...

Hola a todas. Hace unos 9 meses hice un curso y la verdad es que todo este mundo me enganchó bastante. Las cosas que hago son para regalos para familiares o para "experimentar" cosillas y no he cobrado nunca nada porque es un hobby, pero si es verdad que cuando hablas con la gente sobre cuanto se cobra por una tarta fondant, unos cupcakes, unos cake pops o unas galletas se llevan las manos a la cabeza y es porque no saben el tiempo que lleva hacer todo esto y creo que ese es el problema, que no valoran el trabajo que lleva. Algunas dicen que los ingredientes no son tan caros, que las herramientas una vez que las has comprado te duran bastante, pero cuando les dices el tiempo que has estado haciendo algo te dicen que exageras.
No es que haya aclarado nada pero queria dejar mi opinión.
Saludos a todas

Nuria dijo...

totalmente de acuerdo con Rosaura Cakes, hay calidades y calidades. Yo tambien soy novata y sólo he hecho tartas para amigos y familiares, pero yo sí que las regalo,gratis,y la verdad es que no es tanto el dinero de materiales ( que tambien) como la dedicación y el cariño que se les pone. Es dificil poner precio a eso. Si me hicieran un encargo, yo creo que 10€ la hora sería un precio honesto, al menos de momento, que ya digo que soy novata.Tambien es cierto que agradezco cualquier ocasión que me de la excusa de hacer una tarta jajaja

maribel dijo...

menos mal que yo desde el primer monento decidi cobrar lo que el trabajo vale ,las primeras y fueron muchas las regalaba a familiares y amigos pero el problema surge cuando te empiezan a llegar encargos siempre me acordaba de lo que me dijo una profesora mia si cobras barato el dia que decidas montar un negocio con alquiler impuestos etc.. tendras que subir precios y los clientes eso no lo entienden en ese monento solo lo hacia por hobby pero ahora estoy a punto de abrir un atelier con tienda y me alegro de haber cobrado lo que yo considero justo por mi trabajo.

Mercedes dijo...

Hola chica del fondant.
Como Mariana lo ha dicho lo cierto es que aquí en España no se tiene mucho conocimiento de lo que son las tartas con fondant, algunos ni siquiera conocen el fondant.
Pero todo esto es muy laborioso de hacer, y pienso que quienes hacemos esta clase de tartas hablemos claro desde el principio y hagamos caer encuenta a quien desea una tarta de este estilo que no son las típicas tartas de la panadería del pueblo.
Que este tipo de tartas son muy especiales, y por lo tanto tienen su costo más elevado por el costo de los ingredientes y lo laboriosas que son.
En mi caso yo tengo poco tiempo en esto, y comencé de principio tan solo como entretenimiento, estudie pastelería y chocolatería en la escuela de Sevilla y lo del fondant ya lo sabia, y comencé haciendo tartas gratis para la familia, y así me fueron conociendo.
Ahora realizo tartas por pedidos: y mi manera de trabajar es ofrecer tartas de diferentes costos que no llevan fondant y por último les ofrezco las de fondant pero a su vez haciéndoles conocer de antemano lo costosas que son.
Saludos para todas, y gracias Mariana.

Los dulces de Eva dijo...

Hola a todas!!!!! Y ya llevo dos años en esto de las galletas y tartas decorada,al principio como todas las hacia para la familia y amigos y se las regalaba,pero me un día me hicieron el primer encargo de galletas y la verdad esque estaba super perdida y donde compro el material encontre un poco mi salvación ya que la consulte a ella lo de los precios y eso,como os digo llevo 2 años y el año que viene abro mi propio local y efectivamente hay gente que quiere comprar las tartas a precios de super,pero......NO ya esta bien que no valoren nuestro trabajo si quieren algo barato que se vayan a comprar las tartas y galletas al merca......pero si lo que quieren es un trabajo impecable se tiene que pagar y siempre con un precio que valore nuestro trabajo y las galletas igual.Un besazo.

turquesa dijo...

Hola a todas! Este tema es realmente interesante. Yo llevo haciendo tartas fondant desde finales de 2009, pero como la mayoría, para los de mi entorno y sin cobrar nada. Desde este verano he empezado a aceptar encargos y he visto lo complicado que es poner precios. Unas compañeras te dicen que no menos de 5 euros la ración, otras que dependiendo de la zona, empezar con 3 euros... Otro precio si hay modelado, otro si está pintada a mano... En fin, una odisea.
Hace un mes hice una tarta de una fallera, con la falda totalmente pintada a mano imitando la tela de fallera, con brillos, etc... Fue un regalo para una Fallera Mayor. El caso es que al ponerla en el blog me preguntaron si por 20 euros se la haría -_-. No sé si me dieron más ganas de reir o de llorar.
Luego, cómo no, la lucha interna que tienes cuando un trabajo que valoras, por ejemplo, en 80 euros, no lo aceptan por más de 50. Yo no vivo de esto, pero reconozco que cada vez me apetece más dedicarme al 100% y no sé nunca qué hacer con este tema de los precios. Al final hay que aguantarse, o lo malcobras y haces un mal a este arte-negocio, o te quedas sin muchos encargos.

maura trujillo dijo...

Es un tema sumamente interesante yo en mi opinion como principiante y aspirante a dedicarme de lleno a esto, digo que lo que hacsmos no es pasteleria sin mas es un trabajo manuel costoso, una obra de arte a mi modo de ver y quien quiera tenerla tiene que pagarla, seria injusto para nosotras calular los costes y no calcular nuestro tiempo ya que la gran mayyoria de nosotras tiene niños ( y las que no tambien merecen valorar su tiempo ) y sabemos que cada egundo es importante para nosotras.
yo creo que es cierto que en lo tiempos que corren mucha gente no se puede permitir 50 euros en una tarta hasta ahi de acuerdo pero quien no pueda que no la compre es igual que quien se puede comprar algo de versache y otros no es igual en todos los sectores quien quiera exclusividad calidad ha de pagarla.Yo aun no he cobrado ninguna porque estoy en fase aprender todo todo lo que puedo para hacer trabajos realmente buenos y cobrarlos bien.

Veronica dijo...

Buenos días, os dejo mi opinión respecto a este tema.
Los trabajos creativos son los mas satisfactorios para quien los realiza y los menos valorados "económicamente" para quien los compra, lo digo por experiencia, me dedico al diseño gráfico.
Las tartas de fondant, además de la creatividad, tienen el valor de la dedicación, el cuidar los detalles, el esmero y las muchas horas en llevarlo a cabo.
Por ello creo que es muy justo, pedir el valor que tienen, si le dedicas 5 horas a una tarta cobras las 5 horas, ya que al fin y al cabo es tu tiempo.

Yo NO me dedico a vender a tartas, las hago por afición para familiares y amigos, y me encanta!!
En varias ocasiones me han pedido que haga una tarta por encargo, pero siempre lo rechazo, como soy aficionada en lo que una profesional emplearía 3 horas yo empleo 6, y el resultado no sería el mismo, lógicamente. Por ello no me meto en camisa de once varas...

Por ello amigas reposteras, profesionales y aficionadas, vuestro trabajo lo vale, por el tiempo, por la creatividad y por lo rica que seguros que están esas tartas!! Quien lo quiera, que lo pague.

Saludos a todas!

Mercedes dijo...

Uf, cuanto he leido sobre esta pregunta, es casi interminable los debates que hay, yo soy una mera aficionada, hago solo tartas de vez en cuando y aún no he realizado cursos presenciales porque mi economia no me lo permite, las tartitas que he hecho todas regaladas claro y ya me han preguntado que y por que no las vendo, en mi caso porque no puedo invertir en todo el material que quisiera (solo tengo 4 o 5 colorantes, no tengo estecas, etc. Ya sabeis empezando) y por otro aquí nadie me la pagaría, una tarta de estas es costosa pero no tanto en materiales como en tiempo y realmente prefiero regalar mi tiempo a quien yo estimo y me lo va a agradecer que no a cualquiera que quiera presumira aprecio de costo, soy de las que opina que es un gran esfuerzo y eso debe de estar pagado, por eso alabo a las profesionales que se valoran ya que yo creo que el tiempo es oro y hasta que alguien no quiera pagar ese tiempo no le vendo una tarta.
Marina gracias por esta oportunidad de debatir.
Dulce Diana (dddulces.blogspot.com)
Besos.

kary san dijo...

Es real lo que todo escriben, muchas veces las personas no entienden el precio que se les pasa cuando piden un presupuesto, no entienden el tiempo que uno le dedica a esta torta, los cursos que hay que pagar y asistir para aprender una tecnica, las herramientas que hay que comprar, y creo que mes a mes salen nuevas tecnicas y hay que invertir en herramientas para estar actualizado, creo que si sabes que tu trabajo es unico y artesanal, hay que cobarlo,(no un precio ireal) pero si quieren una torta diferente y unica para una fiesta la tienen que pagar

Cristina dijo...

Creo que esta es la duda mas comun que se nos presenta a las que empezamos a querer dedicarnos a esto, el problema no está en que tu misma valores tu trabajo, sino en que sean los demás quienes te lo valoren, en general todo el mundo quiere comprar barato, pero a nadie se le ocurre comprar unos levis originales a precio de mercadillo, o no?. Todas teneis razón en que nuestro tiempo, esfuerzo y dedicación valen tanto como los de cualquier trabajador, pero lo mismo que en las empresas el personal cobra segun su rango, en esta profesión como regulamos eso? Ese es el problema, porque podemos pensar que quien lleva mas tiempo es mejor y no siempre es así, yo he visto trabajos de gente que llevan poco y son mejores que los de otras que llevan ya mucho y que se dedican profesionalmente. No todo el mundo aprende de la misma forma ni todo el mundo tiene las mismas habilidades, hay personas que con poco hacen mucho y otras que por mucho que quieran no llegan, entonces cual sería el rasero: el de la experiencia o el de la habilidad. Despues tenemos las comparaciones, si un cliente le pide presupuesto a una persona y luego se lo pide a otra y hay mucha diferencia en el precio, que creeis que piensa el cliente?, que una es mejor que la otra?, pero si no ha visto el trabajo de ninguna de las dos, como podría saberlo?. Por una parte estaría muy bien regirnos por una tabla de precios, pero como va a cobrar lo mismo una que acaba de empezar que otra que como Mariana lleva muchos años y hace unos trabajos impecables?, tendríamos que ser lo suficientemente honestas para reconocer cuando nuestro trabajo es inferior al de otra y valorarlo en consecuencia?, para eso tambien tendríamos que saber cuanto cobramos cada una por nuestros trabajos y ver quien se pasa y quien no llega. Creo que este es un debate muy interesante y con un montón de opiniones para todos los gustos, en fin, espero que alguna de con la tecla o a ver si entre todas podemos llegar a un concenso. Besos

Wyny dijo...

Marianita.

Todo lo que dices es verdad. Debemos hacer valer nuestro trabajo y darnos a nosotros o nosotras mismas el valor que merecemos. A veces una se queda hasta las 5, 6 o 7 de la mañana sin descanso para poder entregar una tarta y eso la gente no lo entiende.

Sugiero que nunca se acepte una tarta con poco tiempo, jamás de un día para otro, porque aunque una se mate toda la madrugada en hacerla, la gente pensará que puede hacerse lo mismo una y otra vez y eso no es posible. Además las prisas son malas compañeras.

Las personas que a veces en los precios "se tiran al suelo" por "conseguir un trabajo" lo único que están haciendo es hacerle creer a la gente que este trabajo no es tan valioso como realmente lo es y no se valoran a sí mismos.

Por eso, antes de ponerle un precio a un trabajo, hay que pensar en darle el precio que realmente merece. Y pensar también en que no somos mártires Somos Artístas!

Besitos a Todas y Todos los Artistas del Azúcar!!

Dharma dijo...

o...

Me encanta el tema de debate, creo que se va ha crear un bucle del que no vamos a salir.
Esta es una profesión en la que podríamos aplicar el refrán "a rio revuelto ganancia de pescadores", porque al ser novedosa, no tener profesionales titulados, la gente ha ido aprendiendo de manera autodidacta y algunas asistiendo a los primeros cursos, eso si, a los precios desorbitados, que impartieron las pioneras con mas o menos fortuna y que consiguieron que algunas alumnas sean clones de sus profes, ves la tarta y sabes de quien aprendió.
Si echamos la vista atrás esta técnica esta aun en pañales en España; Muchísima gente aún no la conoce, el que la ve por primera vez queda sorprendido de la espectacularidad, del colorido, etc. y la pregunta recurrente es ¿se puede comer todo?, a partir de ahí, viene lo peliagudo ¿cuando cuestan? y cuando dices el precio todo el mundo se echa para atrás. No se si es la crisis, -personalmente creo que es la cultura, que aquí no existe para este tipo de tartas 100% artesanales- el caso es que una tarta decorada y con una figura, dices que cuesta 50 euros y te llaman "loca" y me estoy refiriendo a gente de mi entorno, amigos, familia, compañeros, etc, y yo, como todas me pregunto. . . si has tardado 5 horas en hacer una tarta y cobras 10 euros la hora, y de ahí le quitas los costes de material, electricidad, etc. en que queda el beneficio? ¿a como queda la hora neta?, yo le pago bastante mas a la persona que me ayuda en casa y os aseguro que sufre menos.
Esta profesión en la actualidad tiene un publico concreto que poco a poco se ira haciendo mas grande, pero nos queda un largo camino que recorrer y aun sí no tengo la certeza de que con la cantidad de cake designer que están apareciendo haya en nuestro país la acogida suficiente, por eso esta surgiendo este boom de profesores dando cursos, porque hay que hacer caja para poder sobrevivir.
También me ha sorprendido los comentarios que he venido escuchado últimamente de que tienen demasiado manoseo, de ahí la necesidad de que la Asociación Nacional de Diseñadores de Tartas, consiga una titulación o reconocimiento.
Bueno el tiempo dirá y como en todo colectivo pondrá a cada uno en el lugar que le corresponda, con un precio justo por su trabajo, creatividad y profesionalidad, que en España contamos ya con 3 o 4 que juegan en primera línea y que podrían eclipsar a alguna de las grandes de Inglaterra o EE.UU.
Y que cada una se quiera y se valore como merece, tirar los precios es pan para hoy y hambre para mañana, y esto si que ha quedado demostrado en otras profesiones.

Ratita Golosa dijo...

Hola! Estoy totalmente de acuerdo. Al principio haces tartas para la familia, luego te van pidiendo porque gustan. Hasta ahí bien, pero ¿por qué una sra. te pide una tarta de comunión, la quiere preciosa (lógico) pero te intenta escatimar el precio porque también tiene que pagar al mago ó payasos que van al evento?. Contestación lógica, para mi claro, -Señora, lo siento mucho, pero la tarta no se la puedo hacer, en todo caso, pídale un descuento al animador del evento.
Quiero decir que, cuando alguien insinúa que quiere la misma tarta pero más económica, le digo buenos días y se terminó.
Por cierto, el otro día me comentó una compañera, que hay quien cobra 20 € por una tarta! no se cómo son esas tartas, pero me dá exáctamente igual...por ese precio no hago nada.
Mi asistenta cobra 10 € hora y como bien decías, ni cursos, ni materiales, ni recibos de electricidad y auga.
Cómo me gustaría que estuviese regulado todo este asunto...porque también hay que tener en cuenta una cosa y que creo no deberíamos olvidar...y es que, si algún cliente, tiene la mala suerte de que algo que ha comido ese día en el rtte. o en su propia casa, le ha sentado mal...¿no creéis que se piense primero en quien ha hecho la tarta?...Sinceramente, es como para pensárselo dos, tres y cuatro veces.
No obstante, no pierdo la ilusión...Eso sí, no pineso regalar ni una sola tarta más!!!
Besos a todas!

lola dijo...

Hola Mariana, en mi opinion es una profesion que no esta valorada, yo me dedico en mis ratos libres aunque me encantaria decicarme a ello en cuerpo y alma, desde el dia que lo descubri ya no he podido parar, me encanta, es como si las horas no pasaran cuando estoy haciendo una, a veces cuando estoy en ello no me doy ni cuenta ni que a mi lado estan mis hijos y tengo la triste sensacion de que estan un poco solitos.Me he gastado un dineral en utensilios, de todos los colores y de todas las formas para que, si te puedo decir que en mi ciudad esto es super novedoso ya que poca gente por no decirte casi nadie se dedica a esto,y no hacen pedidos, yo he tenido pocos pedidos porque cuando le dices a una persona lo que vale se echan para atras, sinceramente hablando que quiere la gente que se la regalen o que, no entiendo que pretenden y las horas y horas que yo invierto en ello, cuando me acuesto a las 2 de la mañana y me levanto a las 7.30, sin poder dormir solamente pensando como tu bien dices en si aguantara,luego me voy a trabajar, y cuando vuelvo casi ni como por seguir y lo dejo todo por esa tarta eso la gente no lo valora. Yo todavia no he podido asistir a ningun curso, tal vez por dinero y tambien porque me pilla lejos, pero es que creo que no me merece la pena porque no puedo dedicarme a algo cuando la gente no te hace pedidos porque no valoran lo que somos.

Aunque realmente como tu bien dices las primeras que nos tenemos que valorar somos nosotras, por eso os digo a todas las que nos dedicamos a esto que sois todas unas ARTISTAS ole por todas vosotras. Besos

Mariana dijo...

Y ole por todas vosotras! por el arte q tienen! y las opiniones tan respetuosamente aquí vertidas.
Seguiré leyéndolas y después me tomaré el atrevimiento de hacer una conclusión q, por supuesto, tb se podrá debatir!

Ana Suárez dijo...

El otro dia me llama una amiga de la familia y le comente que estaba diseñando una tarta y lo primero que ella me dice ¿ y cobras por pensar? Y eso me ha dejado estos días pensando en el tema y pues digo la verdad que no, es por ejemplo un arquitecto cobra por su proyecto que ha diseñado y pensado, pero claro para eso existen también unos parámetros de porcentaje en el coste de un anteproyecto, proyecto básico y por ultimo proyecto de ejecución cada uno tiene un coste distinto y eso lo establece el colegio de arquitectos es un poco complicado porque como he leído muchos comentarios en resumen no todos trabajamos igual sinceramente, aunque hubo un comentario que me llamo la atención “ofrecen su trabajo de manera altruista”muchas veces estas personas no son las que piden mas encargos y ni siquiera son las mas seguidas en su propio blog.
Rosaura cakes ha hecho un muy buen comentario y tiene mucha razón en el ejemplo que ha puesto de las modistas, y que muchas de las cosas que esta diciendo las he ido pensando mientras leia todos los post anteriores.
Despues de haber leído los comentarios que han publicado no hemos llegado a ninguna conclusión, cuanto vale una tarta fondant? Yo se que la chica que nos ayuda cobra 10 € la hora, pero tengamos en cuenta que no podemos cobrar 10 € la hora por una tarta, entre hacer el bizcocho relleno, etc, etc si te pones a ver pasas muchas horas y desgraciadamente eso no se paga en nuestro mundo de las tartas fondant, por lo que recopilo tendríamos que cobrar como minimo 50 euros por una tarta de 10 personas? Yo cobro dependiendo el diseño si es un diseño sencillo con moldes que ya tienes tienen un coste, si ya tengo que hacer yo los moldes tiene otro y por ultimo si tiene un modelado y entre mas modelados tenga una tarta pues se cobraría un plus, asi es como lo veo yo.
A mi me llamaron para hacer una tarta de boda que seria mi segunda tarta y le pase un presupuesto le cobra como 850€ pero para una tarta de 260 personas ya te podras imaginar y me estaba quedando corta, pues la chica me dijo que no pensaba gastarse tanto dinero, luego tengo otra anécdota donde me pidieron una tarta de un castillo, pase el presupuesto de 70 € y se la estaba regalando y la chica me dice “ay yo pensaba gastarme solo 50 € “ y también pido el bizcocho mas caro con el relleno mas caro,.
Asi nos encontraremos con mucha gente y por ultimo los cursos, yo la verdad si no me veo preparada para impartir algún curso pues no lo hago, pero todo depende del tipo de persona.
Pues bueno me gustaría que se pusieran cantidades pero saber si yo no estoy metiendo la pata en cobrar una tarta aunque me digan Ostras que caro… pues saben que para la otra que se la haga su abuelita, jejejejejej o no.
Me despido y Mariana tu entrada ha sido fabulosa.

Besos
Ana S.
http://cupcakesfactoryelblog.blogspot.com

Anónimo dijo...

Buenas noches....yo, ni soy repostera, ni nada parecido, solo a raiz de descubrir el blog de Mariana, y mirar y mirar, me pareció precioso este mundo,y he empezado a descubrir el fondant los cupcakes y galletas, que aprovechando que mi hija tiene 5 años, me pongo en mi cocina a experimentar y al menos, se deja comer,jajaja....Bueno,yo soy como he dicho antes,ignorante en este mundo, y espero dar pronto algún curso con Mariana,ya que me enamora su trabajo y profesionalidad, pero voy al debate..., creo que no se puede fijar precios, pero ni la misma profesional,ya que Mariana, cobrará un precio por una tarta,aunque pese lo mismo que otra mas complicada o con mas elaboración...El precio, lo pone cada profesional, lo que pasa, es que ahora, toda la que hace una tarta un poco mas elaborada se dice llamar profesional, y nada tiene que ver un buen modelaje, acabado,y tener arte e imaginación, y eso no lo tienen todos/as, por lo tanto no se puede igualar los precios, seguro que yo tardo tres veces mas que una profesional en hacer una tarta básica, pero mi inexperiencia, no la tienen que valorar en horas, ya que si soy novata, pues me las hago para mí, y nos la comemos en familia.Que es una artesanía!!!, creo que todas estaremos de acuerdo, pero ahora salen reposteras de fondant, debajo de las piedras, y realmente me parece todo un arte, para que se le llame así a cualquiera. Al final, los buenos prevalecerán, como en todos los oficios y profesiones,y ellos sí podrán cobrar bien sus trabajos,y podrán vivir de ello,no se me ocurriría dedicarme a vender tartas después de impartir una clase con Mariana....soy demasiado exigente en todo lo que hago,y es algo imprescisdible para hacer un buen trabajo.Mi conclusión es que LO BUENO....SI LO PAGAN....

Ana Mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
turquesa dijo...

Vuelvo a comentar, porque me ha dolido un poco el tema de que para hacer un buen trabajo y lo suficientemente profesional sea necesario tener un taller con lo ultimo. Por supuesto que cuanto más azúcar más dulce, pero también depende del volumen de trabajo que asuma cada cual. Yo no puedo hacer más de 2-3 tartas a la semana por el espacio y el tiempo que tengo, pero no entregaría un churro de tarta jamás.

Otra cosa: por circunstancias de la vida que ahora no vienen al caso, no he podido hacer ningún curso de fondant, por lo que se puede decir que soy autodidacta. Por ese detalle no creo que mis tartas tengan que ser ni mejor ni peor que las de otra persona. Como en todo, habrá gente con más arte que otra, pero no creo que en este caso dependa solamente de los diplomas que cuelguen de su pared. Sí, hay técnicas que te enseñan, etc. Ojalá pudiera hacer uno pronto de calidad, pero espero que empecemos también a creer que simplemente hay personas que ponen tal empeño, experimentan y poseen un don innato para el modelado, que hacen que sus trabajos sean hermosos, sin más.
Y vaya por delante mi enorme admiración hacia gente muy formada también, pero una cosa no quita la otra.

En lo que sí estoy de acuerdo es en que el cliente no tiene por qué pagar las horas de una inexperta. Por eso yo no cuento las horas, sino lo que creo que puede valer la tarta, de acuerdo con el coste material y la dificultad y estética del trabajo.

A ver si encontramos una forma de hacerlo mejor, pero siempre desde el respeto, porque evidentemente no podemos esperar que haya mucha gente superexperta en un mundo que es tan nuevo en nuestro país.

Tartas Caseras dijo...

Yo pienso que es un trabajo que nadie vé, porque el tiempo, el material, tu preocupación, las horas y horas de reloj que te puedes pegar haciendo una tarta, y preguntandote en cada momento le gustará? aunque tu sepas que es muy bonita y que te encanta, es un trabajo que yo creo que por mucho que te pagaran nunca estará valorado por lo que és.

Hoy en día todo el mundo quiere las 3B bueno, bonito y barato, pero me temo que la calidad y la exclusividad tienen su precio, son tartas que gustan mucho porque cuando las ven se quedan con la boca abierta, pero en fin aqui os dejo mi humilde opinión y espero algún día poder tener la suerte de poder realizar un curso contigo, yo hice unos cuantos hace muchoi tiempo pewro en Colombia. Un saludo

las recetas de ella y el abanico dijo...

Yo creo que una tarta así no tiene precio! Es una obra de arte, y si hay que tratarla como tal, hay que cobrarla como tal. Y quién pagaría un precio tan elevado por una obra efímera?
Claro que bien se pagan millonadas por jarrones que con un descuido se puede caer al suelo y hacerse añicos!
Es por esto que no me atrevo con este tipo de tartas: tanto esfuerzo para comértela en un momento! Claro que también hay la satisfacción de ver la cara de asombro de los comensales!
Besos

M. dijo...

Vaya por delante que yo soy una mera aficionadilla, con menos que mínima experiencia en el fondant y pequeñísima en las galletas. A mis amigos les gusta mi trabajo, y alguna vez me han dicho, huy, por qué no las vendes... y sí, me gustaría, pero hay varios peros: cuánto sería el mínimo que quiero ganar?? Y sobre todo, me compensa el estrés, las prisas, el agobio, el desorden?? Afortunadamente tengo un trabajo que no me deja demasiado tiempo libre, y soy consciente de que la repostería, al menos por el momento ;) no me va a hacer rica. Entonces, trabajar para sufrir, pues va a ser que no. Si tengo un compromiso, y me apetece, y puedo, y lo veo razonable... pues adelante; y si no, pues nada, que de complicaciones ya está el mundo lleno.
Os admiro a quienes podéis hacer esas maravillas para bodas, a quienes modeláis, a quienes pintáis... y sin ánimo de ofender a nadie, 2 comentarios políticamente incorrectos: a fin de cuentas, no es una necesidad sino un capricho, así que, quien quiera uno, tendrá que valorar a qué otra cosa está dispuesto a renunciar; y quienes lo hacéis, si no compensa, no lo hagáis, que problemas ya tiene la vida bastantes.

Dulce Factoria dijo...

Se me hace curioso ver este debate, porque recuerdo cuando regresé a España en el 2007 casi nadie, por no decir nadie al menos en Valencia, se dedicaba a este tipo de repostería.
Yo traje mis cosas y lo aprendido en Venezuela, inicié mi andadura en estas tierras y 2 años después comencé con el tema de las redes sociales y, después de mucho practicar y experimentar, me sentí en la capacidad de enseñar a otros ¡que nervios ese primer curso! me preguntaba ¿cómo puedo enseñarles para que realmente sientan que se llevan conocimientos?... y que nervios me dan todavía cuando los doy!.
En cambio, he visto como otras personas que habiendo hecho un curso de 1-2 días, ya a los pocos meses dictaban cursos como profesionales ¡y lo peor es que se llenaban! recuerdo el caso particular, de una chica que vino a mi tienda (la tuve que cerrar porque la abrí antes de tiempo y la gente si ahora no paga este arte hace 2-3 años menos lo quería pagar)...pues vino a preguntar por mis cursos, no los hizo pero 6 meses después ella misma ya estaba dictando cursos de repostería. Recuerdo otra anécdota: una persona me pidió un presupuesto para una tarta tallada; luego me enteré que se la encargó a otra "repostera" y ella casi se la regaló ¿cómo me enteré? porque la misma repostera me escribió para pedirme el favor de hacer esta tarta, por la mitad de lo que yo cobraba, porque tenía problemas de tiempo...y me preguntó yo ¿acaso iba a hacer yo la tarta por la mitad de precio y en un tiempo limitado? ¡No señor! y así podría ponerme a recordar varias anécdotas...entre los clientes que no valoran y las mismas reposteras que revientan los precios.
Una de las cosas con las que siempre he sido firme es que no subestimo mi trabajo, ni me quito horas de sueño...si llegara a pasar ya no sería mi trabajo sino un hobby ;)...pro cierto dejo, entrada a un post que puse hace como 2 años con respecto a este tema, saludos
http://dulcefactoria.blogspot.com/2009_10_01_archive.html

Anónimo dijo...

Perdonar que entre en este rifi-rafe de precios y horas.Em primer lugar dire que casi todo lo que he leido, a sido refiriendose al sexo femenino y creo que aunque somos pocos, somos como las meigas haberlas ailas (no se si se escribe asi) bueno al grano, no pienso que con la venta de una tarta o torta me paguen ni la mitad del amor, si amor, que yo o todos nosotros ponemos en ellas, por que una tarta son huevos, harina y en general buenos productos pero sin cariño, amor, os diria que hasta un poco de coqueteria no seria factible hacerlas.Las tartas yo creo que tienen tres actos, te la encargan y empiezas a comerte la cabeza pues asi, asi y asi le gustaran, no les gustara,segunda escena nuestros miedos, aguantara, estara jugosa, yo no duermo pensando en todo y tercero la entrega, la gente te dice que es maravillosa y suele traerte mas clientes, para mi una tarta tiene que traerme otra. En estos momentos los precios siempre les pareceran una pasada, pero el tema esta en no bajarde de la burra.Para no ganar algo no la hago, cierto es que no hice ningun curso, pero siempre modele en plastelina bastante bien y la cocina es mi pasion a si que une una cosa con otra y andando.Os pido perdon por el ladrllo y desde aqui saludar a natalia de dulces ilusiones, a sugar mur y a azucar con amor, por sus blog gracias a ellas estoy aqui y quien sabe si no acabare dedicandome a ello profesionalmente un saludo a todas y a todos y sigamos endulzando la vida y dando ilusiones a los niños.

DetallesyTartas_Vaz dijo...

Hola a tod@s!!
este tema será debate siempre, todos queremos algo bonito a buen precio, vamos una ganga.

Yo hablo de mi zona Alava,y aqui todos regatean en precio,la 1º tarta la hizo mi madre y como no sabiamos a que precio venderla ni como iba la historia.... (además era para una amiga.. que de eso la gente a veces se aprovecha..) pues la vendimos a un precio ridiculo 35€.
luego hemos ido subiendo a medida q complicabamos un poco la cosa y sabiamos un poco más del tema pero por aqui la gente por una tarta no paga ni 40€ casi.

Como si la tarta no costara nada,ni esfuerzo,tiempo y dinero. y ya no digo las fuerzas porque yo acabo agotada a veces y lo que menos me apetece es limpiar todo el mejunje de la cocina jejeje
pero esas cosas no las ven.

A veces hasta me hacen sentir mal cuando les digo el precio porque dicen que es una pasada.
aqui el arte no vale nada.

pero bueno lo mio no tiene comparación con las tartas que haceis algunas de vosotras madre mia, eso es arte y lo demás tonteria.

por cierto si alguien sabe de algun curso por la zona del pais vasco o cercanias me podeis avisar??es q por aqui no haceis muchas cosas.
por si necesitais algo o contactar conmigo
detallesytartasvaz@gmail.com

graciasss y besikos para todas

DetallesyTartas_Vaz dijo...

por cierto al comentario del anónimo yo he saludado a tod@s e!!!
jejeje ánimo majo pocos pero buenos claro q si!!!

Ilusiones Color Pastel dijo...

Voy a intentar dar mi humilde opinión sobre este tema desde mi caso en particular. Llevo haciendo tartas desde mayo de este mismo año, toqué el fondant por primera vez en abril con Lara de Tartacadabra y en Mayo hacía mi primera tarta sin ayuda de nadie más que su completo dossier y cientos de videos en youtube buscados de manera autodidata. Cuando empecé no pensé que me iban a surgir encargos más allá de mi familia o amigos. Surgieron solitos desde la tercera tarta que hice y así con el resto de ellas. Una conocida vio mis fotos y me encargó una, su amiga a la vez otra, una compañera de trabajo otra y así cada mes hasta la fecha. Las hago en mi casa, no soy una profesional, aunque cada vez con más frecuencia se me plantea la cuestión de convertir esta afición en mi medio de vida pues he encontrado mi pasión, mi alegría… mi todo!
Cuando me surgió el primer encargo no tenía ni idea de que cobrar, ni siquiera yo había comprado nunca una tarta así, estaba perdidísima así que sólo cobré el coste y le regalé todas mis horas y mis dos noches sin dormir. Pero es que no sabía si yo tardaba mucho o poco, si me saldría bien o mal, si estaría buena o no… nada!! Demasiadas sudas y miedos, dije varias veces que no al encargo, no me atrevía pero me animaron e insistieron mucho y ahora no me arrepiento!!
El resto de tartas ya cobré un poco más pero por lo que veo las regalaba prácticamente!!! Una de bautizo con la que me tiré 14 horas con cupcakes a juego… sólo 50 euros. Pero me sirvió para practicar e ir cogiendo algo de seguridad o confianza, pero cada vez que tengo un encargo sigo teniendo el nudo y el miedo en el estómago! Se que me exijo demasiado!!
Me queda muchísimo por aprender, pero en en tan sólo seis meses he evolucionado muchísimo, cuando la propia Lara me felicita por mi trabajo bien acabado me siento inmensamente feliz y agradecida!!
Pero también he pasado muchas noches sin dormir, sin estar con los mios, de tener mi casa llena de herramientas, materiales y trastos. Ha habido momentos en los que he estado al borde de un ataque de ansiedad porque creía que no me llegaría la inspiración o que no les gustaría. Poco a poco he ido poniendo en una balanza lo que me merece la pena y lo que no, y aunque muy lentamente, he ido aprendiendo que si alguien quiere uno de mis trabajos tiene que pagarlo, porque yo tardo de dos a cuatro días en hacer una tarta. Trabajo en una oficina como administrativa 8 horas en horario partido y sólo dispongo de mis pequeños ratos libres y noches. Aunque sigo cobrando barato… y si me piden una tarta de 30 euros, en vez de limitarme a hacer algo sencillo y elegante… encima me emociono y les hago una tarta que vale el doble mínimo! Por lo que asumo totalmente la culpa, porque es algo con lo que disfruto tanto… que si creo que se puede mejorar, la mejoro, pero eso sí, siempre dejo claro lo que realmente costaría!! Y que se ha hecho como favor… Pero ahora hay pocos encargos, mucho paro, mucha crisis… No puedo cobrar a 10 euros la hora, xq si con una tarta me tiro 8 horas… 80 euros más costos… vamos que no creo que quieran pagarme 100 eurazos por una tarta de winnie pooh!!
También yo soy novata… por mucho que cuide mi trabajo… por mucho amor y perfeccionismo que le ponga… mis tartas no son comparables a las tuyas, Mariana! No me parece cobrar lo mismo por un modelado mío que por uno tuyo…
También hay cada vez más competencia en este sector, mucha gente se dedica a esto, es difícil unificar precios… Ojalá se consiga!!!
Estefanía.
http://ilusionescolorpastel.blogspot.com

Anónimo dijo...

rosauracakes y ilusiones color pastel sois almas gemelas? habeis escrito el mismo comentario, son calcados...

Ilusiones Color Pastel dijo...

Juas juas juas!! No lo había leído el de Rosaura y es verdad!!!! Voy a hacerme ahora mismo seguidora de su blog!!!! :D

Andrea dijo...

Yo creo que de verdad las personas que se dedican a esto son verdaderas artistas. Un bizcocho puede hacerlo cualquiera, pero esto es arte. El problema es que en estos tiempos en los que estamos viviendo una fuerte crisis, no se reconoce tanto el esfuerzo de estas personas, la gente cree que pagar X cantidad por una tarta es demasiado o que es una exageración, que no es para tanto.
Yo no se hacer ni un cuarto de lo que aparece en esas maravillosas fotos, pero si sé valorar el esfuerzo, la determinación, el tiempo y todo el empeño y el cariño que se le pone a cada detalle.

Desde aquí un OLE a todas esas personas que se dedican a esto, porque teneis un verdadero don!!

Un besito! :)

Anónimo dijo...

Primero pido permiso a la/os socias/os, para dejar un comentario ya que yo no pertenezco
al Club, pero estuve leyendo la entrada de Mariana y los comentarios y quise contarles como
se ve desde el lado de enfrente; y no lo digo porque estoy cruzando el océano, sino porque yo
no hago tartas; estoy del lado de los clientes, de los que hacemos los pedidos y disfrutamos de
este arte comestible.
Me parece muy bien la forma en la que planteás el debate, y creo que hacía falta, porque a
todas/os les debe estar pasando algo parecido. Esto pasa por lo general en los rubros en los
que el plus, o el valor agregado, lo da la mano de obra, y podemos hablar de artesanos, de
mecánicos, de panaderos y tantos otros.
Cómo se fijan los precios? debería haber algún parámetro que se pueda seguir? yo creo que si,
y la mejor manera de hacerlo es èsta, debatiendo entre pares. No importa si esta vez no sale
algo claro de todo esto, lo importante es que se iniciò, y no solo el debate, lo mas destacable es
que Mariana haya tenido la iniciativa del Club y que tantas/os se hayan enganchado.
Creo que la mayorìa entendiò de que se habla. Mariana no està imponiendo un valor a las tartas
de los demàs, està planteando un tema del que como ella dice se habla y hasta ahora no se habìa
hecho pùblico.
Si yo quiero agasajar a alguien con una de estas obras que uds hacen, sè que no tienen el valor
de las que se compran en los super, yo puedo elegir, puedo comprarla o no, pero sè que es lo que
me estoy llevando.
A mi no me sorprenden cuando hablan del trabajo que lleva hacer algo asì, porque la veo a
Mariana trabajar y sè la dedicaciòn que pone en cada una de ellas; lo que sì me asombrò es
que el trabajo no comienza el dìa que se dedican a hacerla, sino que empieza cuando se hace
el pedido, y en uno de los casos, por ejemplo, el pedido fue hecho en noviembre para entregar
en mayo, 6 meses!, para mi es increible, no solo porque se pueda pasar un presupuesto que
tenga una validez de màs de 15 dìas (vivo en Argentina y la inflaciòn nos acostumbrò a trabajar
con presupuestos a corto plazo), sino porque no pensè que llevara tanto tiempo decidir sobre
una tarta. Pero entendì que quien quiere agasajar a alguien especial, quiere que la tarta tbièn
lo sea, y para eso quien la hace tiene que captar lo que el cliente pide y hasta ayudarlo a decidir.
Siempre va a haber lo que se llama "competencia desleal", que no es la de los super, sino la de
personas que practicamente no ganan nada para poder vender, o que no trabajan con materia
prima de 1ra, pero a la larga eso no sirve y cuando quieran reaccionar puede ser tarde, si suben
los precios porque quieren mejorar la materia prima, el cliente pensarà que antes le vendìan algo
que no era bueno y no compran mas, y si mantienen los precios no ganan.
Lo ideal serìa que haya un valor stàndar, ya llegarà el momento en que logren eso, pero como les
decìa, està buenìsimo que ya se los hayan planteado.
Espero no haberlas molestado, mis comentarios suelen ser muuuuy largos.
Y para cuando el encuentro de las/os socias/os pero en vivo y en directo?
saludos cordiales desde Argentina,
CLAUDIA

Karolina cookiss dijo...

Me uno a todo lo que decis, y al club también, me siento identificada y yo no uso fondat, no me gusta personalmente y aquí no encaja mucho, pero si es verdad que uso cream cheese icing y se el trabajo que da para conseguir algo bonito, uff es increible. Además podríamos hablar del precio de las galletas decoradas, de los cupcakes y de todo lo demás. Yo lo único que puedo decir es que yo ese donde vivo, yo se lo que hay, yo se lo que puedo cobrar, y también tengo que decir, que cuando te dedicas a esto profesionalmente como yo, no te queda otro remedio que aceptar lo que hay, y su hay que buscar soluciones más baratas pues se le ofrece algo de menos valor y listo, pero mi trabajo lo se yo y las que os dedicais a esto también, no está valorado por supuesto que no, pero le pasa a otras profesiones, ahora lo que si vale es la recompensa, creo que eso no tiene precio, la satisfacción personal, pero de eso desgraciadamente no se vive... Saludos desde coo-kiss

TUS DULCES IDEAS dijo...

Hola, encontré este blog navegando en la comunidad blogera y doy con este apasionante tema y me gustaría aportar mi opinión, ya que fue uno de los escollos que precisamente me hizo enganchar mi delantal. Aunque no soy de España creo que en todos los países donde nos dedicamos a este arte tenemos la misma encrucijada, tomé mi primer curso hace dos años o mas pero me dedique a este arte a tiempo completo desde noviembre del 2010, al principio comencé como todas; con mucha pasión y entusiasmo,gastando lo que no tenia en materiales, libros,revistas en fin todo lo que viese relacionado, este entusiasmo se fue apagando precisamente por que dejaba mi alma en la cocina para hacer un tarta que fuera especial y terminar pagando yo por el trabajo pues soy muy blanda a la hora de decir precios y tan pronto el cliente comenzaba a "llorar" yo bajaba casi un 50% del monto. Como resultado muchas veces yo tenia que perder dinero mio para poder completar los materiales o herramientas para hacer una tarta.Eso sin contar las noches de insomnio, los dolores de espalda y la angustia al momento de la entrega,Cuando decidí que no más, y comenzar a valorar mi esfuerzo trabajo y dedicación, las personas dejaron de hacer encargos por que "alguien de la familia comenzó a hacer pastelería y le cobraba mas barato" por lo que terminé buscando trabajo en otra área diferente y ahora hago una tarta simplemente si quiero agasajar a alguien o alguno que otro cliente que respeta y valora mi trabajo me la encarga.Este un mundo muy hermoso pero a su vez muy ingrato,la gente no quiere pagar a menos que tengas una boutique o un comercio porque ellos entienden que si tu trabajas desde tu casa no eres un profesional, si a esto sumamos las horas sin sueño, las cosas cuando no salen bien ya sea por humedad,por que podemos controlar todo menos el clima que afecta muchísimo estos trabajos,las veces en que un cliente cambia de opinión y te ocupa tiempo en asesoría etc, realmente esta es una profesión que hay que amarla con locura para dedicarse 100% a ella,porque aun cobrando 10 dolares la hora, no paga en comparación a los sacrificios que demanda.Claro la satisfaccion a la hora de crear es invaluable, pero con esa no se vive, en estos momentos para no despegarme del todo por mi romance con la repostería en ocasiones hago trabajos en buttercream que quizá no sean tan espectaculares como el fondant, también son deliciosos y me dan mucha satisfacción y el precio es mas asequible para el mercado.Espero no haber ofendido a nadie con mi humilde opinión y aunque no sea de España nos une una misma pasión,un abrazo dulce desde Puerto Rico,
Ivette Soto www.tusdulcesideas.blogspot.com

Natalia dijo...

Hola, qué decir?...estoy con todas vosotras. Seguramente todas hayamos empezado en esto por afición y amor a la repostería, y la gente al ver nuestros trabajos, pues al final acaban haciéndote encargos. Muchas veces bajamos los precios, porque nos solidarizamos con todo el mundo menos con nosotras mismas y nuestro esfuerzo. Pensamos que hay crisis, que la gente está en el paro y que gastarse 50€ en una tarta, es una barbaridad. Pero esto tiene muchos matices. Para empezar:
-no es una simple tarta del Mercadona. Es una obra de arte comestible, totalmente casera.Por tanto, no se están gastando 50€ en un pastel,sino que se lo están gastando en un regalo.

-Hay gente que ve una exageración gastarse 50€ en nuestras tartas, pero sin embargo se gastan 60€ en un ramo de rosas, que se va a marchitar en dos días, y que por bonito que sea, ni la florista ha fabricado ella las rosas (nosotras sí lo hacemos), ni seguramente ha tardado tanto tiempo como nosotras en adornalo. Y con esto no quiero menospreciar el trabajo de las floristas, para nada. Tan sólo era un ejemplo de que el nuestro es tan valioso como el suyo, pero sin embargo la gente lo valora menos.
-como dicen por aquí, si no pueden pagarla, que no la compren. Pero a mí jamás se me ocurriría ir al Pronovias, por ejemplo, porque me he encaprichado de un vestido de allí, y pedirle que me lo vendan por 50€ porque 300€ me parece demasiado. A que no lo haríais?...pues nuestro trabajo tampoco se ha de menospreciar entonces.

A la conclusión que he llegado yo, no es que la gente no valore nuestro trabajo. Yo creo que son perfectamente conscientes de que una tarta así, ni la hace cualquiera, ni la hace en media hora.Simplemente, si las compraran en una tienda, no se les ocurriría regatear. Pero al no ser así, se creen con derecho a hacerlo.

Natalia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. No veo por qué una persona que hace unas súper tartas, tiene más derecho a venderlas que otra cuyas tartas quizás no sean tan espectaculares, pero siguen siendo preciosas. Es decir, que sus tartas sean espectaculares, no significa que las tuyas sean un churro.

Es cierto que hay que tener un nivel de exigencia;al cliente no se le puede vender una chapuza, por respeto hacia él y hacia nosotras mismas.
Pero no porque alguien modele mejor que yo, yo no voy a poder vender mis tartas. No sé si me explico. Si nos ponemos así, nadie que no fuese un Dalí, podría vender sus cuadros.
Cómo se mide el arte?...no creo que sea cuestión de cursos, sino que eso se ve claramente en sus tartas. Hay personas, que ni en 20 cursos lograrían tener el arte y la destreza que tienen otras. Porque es cierto que una parte importante es técnica y aprendizaje, pero esto es algo que hay que nacer para ello. Y si somos sinceras con nosotras mismas, si me dices antes cuando no había internet, sí que era totalmente necesario ir a cursos, cuantos más mejor, para aprender. Ahora lo tenemos TODO por internet. Explicaciones y vídeos de absolutamente todo. Y la formación por internet, libros, vídeos y blogs, es a veces mucho mejor y más completa que algunos cursos, en los que a penas te enseñan y encima te cobran un pastón. Lo digo por experiencia.
Y que conste que no critico para nada los cursos ni la gente que los imparte. Sólo digo que por suerte y gracias a la generosidad de muchas blogueras que imparten sus conocimientos por internet, hoy en día hay verdaderas obras de arte hechas por gente totalmente amateur que aprende de esta manera.

Anónimo dijo...

me encanto lo de tabla de precio orientativo,saludos

Clau-huatli dijo...

Hola, estoy empezando un negocio y pues lo de los precios si me ha causado mucho lio, la gente siempre quiere calidad y bajo precio, me ha ayudado mucho su blog. GRACIAS

Carolina dijo...

Mi conclusión es que para empezar a cobrar por hacer tartas fondant hay que tener una experiencia adquirida, no me parece conveniente comenzar a vender tartas cuando has hecho 4 o 5 tartas, y no lo digo porque queden mejor o peor que las de alguien con muchísima experiencia, lo digo porque la experiencia da seguridad y conocimientos, nos da la oportunidad de saber nuestras capacidades y limitaciones, no es honesto cobrar X dinero por una tarta a la que calificamos como obra de arte porque es artesanal y nos lleva muchísimas horas e ilusión hacerla, lo honesto sería admitir que necesitamos una formación, un lugar adecuado y un compromiso de calidad con el cliente, cuando creamos que podemos ofrecer todo eso, aparte de la exquisita belleza de nuestras creaciones, entonces podemos cobrar 100, 200, 500 y 1200 euros por un trabajo.

Decir que yo soy una recién llegada a este mundo dulce, estoy regalando mi trabajo a amigos, conocidos y familiares porque quiero aprender, soy como todos y todas autodidácta, solo he hecho un curso online y pretendo hacer muchos más, online y presenciales, me apasiona este mundo y pretendo cobrar muy bien mi trabajo, pero no ahora, cuando solo llevo hechas una docena de tartas, pensemos que toda profesión conlleva la inversión de mucho tiempo y dinero. Tomando el ejemplo que ponía Ana Suarez comparándo lo que cobra un arquitecto por todas las fases de un proyecto, me parece un ejemplo muy correcto y gráfico, solo que no olvidemos que el arquitecto ha invertido como mínimo 5 años en prepararse para cobrar por todo eso.

Para terminar he de decir, que si las novatas no pecaramos de intrusismo, este arte que es el fondant tendría el lugar que se merece y al que podría llegar quien para ello se esfuerce.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola!!!!me siento totalmente identificada con la mayoria de vosotras!!!
mi comentario no esta muy relacionado con el tema del debate pero espero que alguien me pueda ayudar!!!
hace poco que conozco este mundo pero me encanta!!!!como la mayoria hago cursos on line,algunos presenciales y me paso horas en you tube y en blogs maravillosos,como este,para seguir aprendiendo.
hasta dia de hoy mis tartas siempre han sido sin cobrar,siempre regalos para familiares y amigos,pero hace poco una conocida me dijo que queria,al precio que fuese una tarta para su niña.nunca me plantee cobrar las tartas,pero sinceramente tampoco las puedo regalar,me cuestan dinero y mucho tiempo!!!
asi que accepte,todavia no le he dado presupuesto,lo que si tengo claro es que voy a cobrar un precio razonable,pues me falta mucha experiencia y aprendizaje.
pero ahora viene mi problema y mi duda,que es lo que debo hacer,legalmente, para hacer tartas en casa y venderlas??
les agradeceria que si alguien sabe del tema me informara pues una de las pastelerias de mi ciudad se ha quejado y tengo miedo que me denuncien
hay que decir que en mi ciudad nadie se dedica a hacerlas y que no pretendo vivir de esto porque yo ya tengo mi trabajo,sino sacarme algo extra aprobechando que disfruto con todo lo relacionado al fondant
gracias por vuestro tiempo y besos!!!!

Anónimo dijo...

Hola soy de Venezuela aunque llevo ya unos cuantos años en España. Por norma general en mi país se cobran por porciones y el dinero de la porcion varía según la complejidad de la tarta, eso era así hasta que me vine. Yo me introduje en este mundo por mi hijo y para mi era muy habitual este tipo de tartas en mi pais pero aqui era algo novedoso e incluso atrevido ya que no a todos le gusta el dulsor de una tarta de fodant y corrias el peligro de fracasar con el sabor. Yo no he realizado ningún curso soy autodidacta y les puedo asegurar que me lo curro cada vez que tengo que hacer una tarta, este trabajo se adquiere con la experiencia que vas adquiriendo tarta tras tarta tengas cursos realizados o no. Yo cuando alguién quiere hacerme un pedido de este tipo de tartas les informo del sabor de la tarta, del tiempo empleado y que según la complejidad de la tarta varia el precio de la porción, es cierto que la gente se queda sorprendida con los precios pero quien la quiere y comprende el trabjo realizado es mayor que hacer un simple bizcocho, con algo de nata o chocolate, lo pagan y punto. Así que no regalen estas tartas por poco precio solo por vender o hacer clientela, ya seas profecional o autodidacta, tienes que valorar tu precio y tu capacidad creativa. Un saludo.