martes, 22 de noviembre de 2011

SI ME PERMITEN...UNA CONCLUSIÓN!

Por Mariana Cucci, Cake Designer de "Las Tartas de Mariana"

 Leyendo y releyendo cada uno de los comentarios que fueron dejando,
 a la primera conclusión que llego es que todas estamos de acuerdo en que nuestro trabajo vale mucho más de lo que podemos cobrarlo y que, lo que más desorienta, es como se puede valuar  nuestro tiempo sumado a nuestra experiencia (vasta o corta, experiencia al fin).

Nunca fue mi intención decirle a nadie lo que tiene o no tiene que cobrar,
 solo intenté orientar el camino por muchas consultas que recibo,  
con los  años que llevo en esto 
(ya van más de quince desde que hice mi primera tarta de fondant y más de 10 desde que entregué la primera tarta como encargo) 
y considerando que muchas de las cosas que cuentan yo misma las viví. 


Una gran maestra me dijo:
 "Solo tu sabes quien eres, solo tu sabes que quisiste hacer y que fue lo que te salió. Solo tu sabes realmente cual es tu capacidad.
 Pues entonces solo tu sabes cuando vale tu trabajo"
Y es así!

Cuando realizamos una tarta con fondant sabemos que quienes la vean alucinarán con nuestro trabajo, nuestra familia se desvivirá por elogiarnos,
 nuestros amigos nos llamarán artistas...
y que lindo es eso!
Pero nosotras somos quienes sabemos que es lo que intentamos hacer
 y que es lo que hicimos.
 Nosotras debemos ser nuestros mejores jurados.

A mis alumnas les digo que el día que decoren una tarta sin sufrirla, 
que el trabajo les resulte  placentero y relajante, 
que el resultado final sea más de lo que esperan y que,
 cuando se alejen 
y la miren,
la tarta las enamore, 
pues ese día podrán considerarse reposteras. 

Pero eso no quiere decir que ese día habrán llegado,...no! 
Ese día será el día que comiencen a caminar por un camino muy largo de autosuperación y metas. 
Nunca piensen que llegaron, 
nunca piensen que lo lograron, 
porque ahí estarán perdidas. 
Las nuevas generaciones no empezarán de cero,
 empezarán a partir de nuestra experiencia y de la experiencia de las grandes, 
entonces les será más fácil avanzar. 


Valoren su trabajo, valoren su tiempo y nunca dejen de crecer...ese es mi mejor consejo!

9 comentarios:

Tartas Caseras dijo...

Si señor creo que son las palabras perfectas de una persona honesta y trabajadora, muchas gracias Mariana a sido una conclusión estupenda, creo que no podia estar mejor hecha. Un saludo

Pollito dijo...

un gran consejo lleno hasta rebosar de realidades y certezas. yo no sé prácticamente nada de fondant (hoy tuve mi primer contacto con esta pasta especial que crea adicción) pero como monitora de manualidades y "artesana" autónoma entiendo perfectamente tu reflexión: mi mente crea una idea, un artículo de artesanía, lo plasmo en un papel y tomo los materiales que creo que se adaptarán a ese objeto; me pongo manos a la obra y, realmente, casi nunca sale exáctamente aquello que me había imaginado, unas veces supera lo esperado,pero la inmensa mayoría no se acerca a lo que quería hacer... pero eso no quiere decir que no me guste el resultado... todo me sirve de experiencia para la próxima obra a realizar y/o enseñar a mis alumn@s. Lo importante es seguir adelante, seguir creando, seguir imaginando, seguir compartiendo, seguir y seguir y no dejar de seguir... nuestras obras servirán de modelo para lo bueno o para lo malo, pero siempre ayudarán a las siguientes generaciones que se dediquen a nuestras aficiones. La mayor alegría que yo puedo recibir es si me entero de que algo ideado por mi, lo está copiando alguien pues eso es que gusta... Y espero conseguir con el fondant una adicción sana como la de mis manualidades, besos a tod@s y gracias por materializar vuestra imaginación, en este caso, en forma de dulces tentaciones.

Susana dijo...

Cuanta razón tienes Mariana...cada vez que cuelgo una de mis tartas en el blog, todos los comentarios son elogios, cosa que agradezco de corazón pero yo veo cada uno de los fallos, cada una de las cosas que podría mejorar...Por eso cada vez que me surge algún encargo, lo rechazo porque no me siento suficientemente preparada ni capacitada para tal responsabilidad. Una cosa es hacer tartas para regalar a tus familiares y otra muy distinta venderlas. Siempre queda por aprender, si piensas que ya lo sabes todo, mal camino andas....

Muchas gracias por compartir tanto....un beso.

Tania dijo...

Muy buenas reflexiones, sí señora!!! Gracias por compartir con nosotras tus pensamientos y conclusiones. Yo aún sufro las tartas, pero aún así me relaja y tranquiliza. Y espero seguir muchos años más!!!

Besos

Alma Moreno dijo...

Me quedo sin palabras..... Gracias Mariana

marisol dijo...

Palabras sabias de alguien que lleva muchos años en esta profesión,estoy de acuerdo en todo,bssss.Dulcesmarisol.blogspot.com

Ilusiones Color Pastel dijo...

Dejar de sufrir con mis tartas creo que no será algo que consiga a corto plazo pues me exijo demasiado e intento que queden lo más perfectas posibles, unas veces me siento más satisfechas que otras pero esa inquietud es la que me hace seguir esforzándome por mejorar y aprender, cada día un poquito más. Algún día puede que me sienta repostera, por ahora me siento una aprendiz, una estudiante, que camina hacia adelante, que avanza... y que no se rinde, y me siento feliz.
Gracias por tus palabras, un millón de gracias por tus consejos.

Gloria dijo...

Hola Mariana, soy gloria de Málaga... sigo tu blog desde hace un año y me encanta... aprendo de tus consejos y de otros tantos blogs que veo en la red... creo que la palabra reto y exclencia son cruciales en esto de la creatividad... soy monitora sociocultural y de tiffany y aprendiz de mil y una manualidades... todo lo que sea crear con tus propias manos y hacer de un simple papel una obra de arte... bueno doy muchas gracias a Dios por la cratividad que ha dejado en el ser humano ... y digo lo de ser un reto.. porque palabras y blog como el tuyo y de otros nos animan y retan a seguir adelante... ¡Que Dios te bendiga¡ y felicitaciones. gracias. masqueazucar.blogspot.com

Reina Alvarez dijo...

hola a todas: primero queria decir que no hay verdades absolutas, el consejo es sabio ya que viene de una experta ya que la experiencia nos hace expertos, pero cada una/o de nosotra/os debemos dejarnos llevar por nuestro corazon..habran quienes sufran siempre haciendo tartas porque se inquietan porque desean mejorarlo todo...eso es repetable, habran quienes se relajan y la pasan bomba eso es tb respetable y de admirar, no pongamos medidas a nuestra imaginacion ni mucho menos a nuestra manera de hacer las cosas que nos hacen tan felices, todas las que hacemos fondant sentimos creo lo mismo la primera vez. MAGIA!!! ganas de crear..pues adelante sigamos soñando y haciendolo que nadie nos ponga acentos en nuestros trabajos..es más que todas amemos el trabajo de todas porque somos miles de espejitos mirandonos unas a otras! bravo las reposteras!!! bravisimoooooo...lindo arte y a seguir luchando!
Reina Alvarez
reinitartas.blogspot.com